¿Cómo estar saludables con aceites esenciales?

¿Cómo estar saludables con aceites esenciales?
Foto: Pexels

Luego que entramos en este mundo maravilloso y nos sintamos saludables con aceites esenciales, no vamos a querer salir.

Es una técnica milenaria que hoy en día seguimos poniendo en práctica.

Les comento un poco qué son.

Los mismos, son concentrados de materia prima vegetal, muy aromáticos, perfumados, no grasos, volátiles y ligeros, obtenidos directamente de plantas, raíces, flores, hojas y árboles.

Contienen sustancias químicas naturales que realzan olores específicos.

En primer lugar son excelentes y lo podemos utilizar como remedio casero.

Son esencias vivas de la naturaleza, de alta vibración, energía y tienen el poder de mejorar procesos de salud físicos y emocionales.

Aquí algunos de los muchos beneficios que aportan.

  •  Controlamos la fatiga y el insomnio. Colocamos 3 gotas de aceite esencial de lavanda con 3 gotas de aceite esencial de naranja cerca de la cabecera de la cama.
  • Llegan a todas nuestras células del organismo y eliminan toxinas.
  • Ayudan a los sistemas respiratorio, endocrino y digestivo. En el caso de la congestión, impregna un algodón con aceite esencial de eucalipto, esto nos hará respirar mejor.
  • Trabajan a nivel holístico: físico, emocional y energético. Utiliza 3 gotas de aceite esencial de limón o romero.
  • Son grandes antioxidantes.
  • Es una alternativa saludable que te armoniza.
  •   Nos ayudan a controlar las náuseas.
  •   Disminuye los dolores y molestias corporales.
  •   Combate la ansiedad, estrés y depresión. Para esto es bueno el aceite de la flor de cananga.
  •   Suaviza los dolores de cabeza y migraña. Impregna un algodón con aceite de lavanda o menta piperita.
  •   Problemas menstruales y menopáusicos.

Se adaptan a nuestras necesidades en todo momento, son fabulosos.

La manera más sencilla de obtener estos beneficios aromáticos de un aceite esencial es aplicando unas gotas en las manos. Frotamos para calentar un poco y acercamos a la nariz y parte superior de la boca.

Inhalamos profundamente, sosteniendo 3 segundos y exhalamos. Repetimos todas las veces que sean necesarias.

Si eres muy sensible a los olores.

Aplícalo en la sien y detrás de las orejas.

En la planta de los pies es excelente, para esto coloca 5 gotas de árbol de té en un bol con agua y sumerge tus pies allí.

Recuerda esto importante, los únicos aceites esenciales que podemos aplicar directamente a la piel son los de árbol de té y el de lavanda. El resto tienes que diluirlos antes, puede ser en agua o aceite de almendra.

Siéntete saludable de manera natural y fácil.

También te podría interesar: Bendecir, es desear el bien

 

  • Categoría de la entrada:Bienestar
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura