¿Cómo diferenciar un ataque de pánico de un ataque de ansiedad?

En este momento estás viendo ¿Cómo diferenciar un ataque de pánico de un ataque de ansiedad?
Foto: Pixabay

Los términos ataque de pánico y ataque de ansiedad se suelen usar sin distinción, pero no son lo mismo. Existen particularidades importantes que los diferencian, aunque presenten algunas señales en común. 

Si logramos reconocer los síntomas de los ataques de ansiedad frente a los de pánico, se puede abordar de manera eficaz el caso de un paciente y los inconvenientes detrás de los mismos. El malestar es muy distinto y su evolución también, así que es esencial diferenciarlos de forma correcta.

Un ataque de ansiedad generalmente se manifiesta como reacción a un elemento estresante o a una preocupación específica. Por ejemplo, si llevas preocupado por un posible despido y tu jefe te llama para conversar, tus síntomas de ansiedad pueden dispararse.

Durante un ataque de ansiedad, la persona puede sentirse aterradora, aprensiva, siente que su corazón se acelera o incluso sentir que no puede respirar, pero es de muy corta duración y cuando el elemento estresante desaparece, también lo hace el ataque de ansiedad.

A su vez, el ataque de pánico se manifiesta cuando no existe un peligro real o causa aparente. Nada lo ha provocado y en la mayoría de los casos resulta muy impredecible. Durante un ataque de pánico, la persona se ve inundada por el terror o el miedo.

La persona afectada puede llegar a sentir que va a morir o que va a sufrir un ataque cardíaco. Presentan una serie de síntomas físicos que pueden incluir dolor de pecho, dificultad para respirar, mareos o náuseas.

¿Cuáles son los síntomas de un ataque de ansiedad?

ansiedad
Foto: Pixabay

Pueden durar desde minutos, horas o incluso semanas. Por lo general, presenta uno o más de los estos síntomas:

  • Inquietud, sensación de agotamiento o nerviosismo.
  • Fatiga físico y mental intensa o prolongada.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Irritabilidad.
  • Tensión muscular.
  • Problemas para controlar las preocupaciones.
  • Dificultades para dormir, ya sea para conciliar el sueño o para permanecer dormido.

La terapeuta Ginger Poag definió un ataque de ansiedad como un período de aprehensión sobre posibles eventos futuros.

 Algunas veces, un ataque de ansiedad es la antesala a un ataque de pánico.  A diferencia de los ataques de pánico, los ataques de ansiedad no son necesariamente signos de un trastorno de ansiedad.

Es una respuesta natural a algunos estímulos y los ataques de ansiedad son formas más agudas de esa emoción.

¿Cuáles son los síntomas de un ataque de pánico?

pánico
Foto: Pixabay

Un ataque de pánico puede desencadenar reacciones físicas peligrosas. Muchas de las personas que lo sufren piensan que están sufriendo un infarto. 

Suelen tener al menos algunos de los siguientes síntomas, que suelen durar entre 10 a 15 minutos:

  • Sensación de peligro inminente.
  • Miedo a perder el control o morir.
  • Frecuencia cardíaca rápida y palpitante.
  • Transpiración.
  • Temblores.
  • Dificultad para respirar.
  • Sofocos.
  • Dolor en el pecho.
  • Dolor de cabeza.
  • Mareos, náuseas, aturdimiento o desmayo.
  • Entumecimiento u hormigueo.
  • Sensación de irrealidad.

Durante un ataque de pánico, la persona tiene una sensación de amenaza inminente. Por esta razón pide ayuda o trata de escapar de la circunstancia en la que se encuentra. 

Suelen manifestarse bajo cantidades muy fuertes de estrés o presión.  Experimentar repetidamente ataques de pánico suele ser un síntoma de trastorno de pánico. Algunos sucesos traumáticos pueden hacer que alguien desarrolle un trastorno de pánico.

¿Cómo podemos diferenciarlos mejor?

Ya que los síntomas son tan parecidos, resulta complicado distinguirlos. Te damos algunos consejos que pueden ayudar:

  • Los ataques de pánico normalmente suceden sin un desencadenante, mientras que la ansiedad es una respuesta a un factor estresante o una amenaza detectados.
  • Los síntomas de un ataque de pánico son intensos y perturbadores.  Involucran una sensación de “irrealidad”. Los síntomas de ansiedad varían en intensidad, desde los más leves a los más graves.
  • Los ataques de pánico aparecen repentinamente, mientras que los síntomas de ansiedad se vuelven gradualmente más intensos.
  • Los ataques de pánico desaparecen después de unos minutos, mientras que los síntomas de ansiedad pueden predominar mayor tiempo.

Conocer la diferencia entre ambos es importante, ya que muchas personas creen que tienen ataques de ansiedad y lo que sufren en verdad es un trastorno de pánico. Esta confusión es la causa en muchos casos de que el paciente no busque la ayuda necesaria o acuda a terapia.

No olvides compartir este artículo.

También te puede interesar: ¿Cómo amar a alguien con ansiedad?

  • Categoría de la entrada:Bienestar
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura