Jengibre, un aliado para tu rutina de belleza

Jengibre, un aliado para tu rutina de belleza
Foto: Pixabay

Sabemos que el jengibre tiene muchas propiedades, entre ellas su efecto anti inflamatorio y antiséptico, pero, ¿sabías que esta poderosa raíz es un gran aliado para tu rutina de belleza?

No es una novedad que los productos naturales son los que mejor sientan a nuestro organismo, así que si escuchamos que el jengibre tiene muchas propiedades que te ayudarán a estar más sana y bella no te sorprenderás.

El  jengibre nunca ha sido un ingrediente común en nuestra rutina de belleza. Sin embargo, es capaz de aportar una enorme cantidad de beneficios a tu piel y tu cabello.

Cuando compres jengibre, asegúrate de conservarlo de manera correcta. Lo mejor es pelarlo, trocearlo en daditos, envolverlo en papel de aluminio y guardarlo en el refrigerador. Así podrás conservarlo durante más tiempo y te resultará mucho más sencillo y cómodo para utilizar.

Aliado para tu cabello

Es muy beneficioso en la lucha contra la caída del cabello. Nada como una infusión de limón y té de jengibre sobre tu cuero cabelludo para frenar la caída. Deja reposar este tónico sobre tu cuero cabelludo durante 20 minutos, y acláralo.

Repite frecuentemente este proceso y notarás los cambios.  Incluso puedes acelerar el crecimiento de tu cabello gracias al jengibre. Licúa unos dados de jengibre, añade agua y cuélalo. Aplícalo sobre tu cabello y déjalo durante 15 minutos.

Ideal para prevenir el envejecimiento

Es una planta rica en antioxidantes que ayuda a que tu piel no pierda elastina. Con una mascarilla aplicada dos veces a la semana tu piel estará muy tersa y suave. Sólo necesitas una cucharadita de miel y jengibre en polvo.

Mezcla bien los ingredientes y aplícala sobre la piel limpia. Deja que actúe durante 15 minutos y retírala con agua fresca.

Ojos inflamados

Para aliviar la inflamación de tus ojos, hierve jengibre en medio litro de agua, durante 10 minutos. Una vez que haya reposado y la mezcla esté tibia, aplica unas gotitas de ella en un algodón y colócalo sobre tus ojos durante el tiempo que consideres.

Exfoliante

Forma tu propio exfoliante mezclando dos cucharadas de jengibre, dos cucharadas de sal, dos cucharadas de aceite de almendras y una cucharadita de miel. Aplícalo con suaves movimientos circulares, déjalo reposar durante 20 minutos, y aclara tu piel con agua fría.

Quitar las manchas en la piel

El jengibre puede ayudar a homogeneizar tu tono de piel. Se recomienda tomar todos los días un vaso de leche con polvo de jengibre, poco a poco ayudará a que la diferencia de pigmentación sea más sutil.

Mascarilla reparadora

Después de una noche ajetreada, con insomnio, mucho trabajo, o una salida con los amigos, necesitarás lucir tu mejor cara al día siguiente, una mascarilla de jengibre es una solución. El jengibre es rico en gingerol, activo anti inflamatorio que reducirá ese aspecto de cara inflamada tan característico de las noches de fiesta.

Para preparar esta mascarilla sólo necesitarás una cucharada de miel, una cucharada de jengibre rallado y una cucharada de aceite de oliva.  Solo debes mezclar estos ingredientes y revolver hasta formar una pasta homogénea.

Aplícala de manera uniforme sobre el rostro y dando suaves masajes circulares que ayudan a estimular la circulación de la sangre y así se absorben de mejor manera los nutrientes.  Deja que actué entre 10 a 15 minutos, luego retira con abundante agua tibia.

Si además combinas el uso de esta mascarilla dos veces por semana con la toma de una infusión de jengibre estarás cuidando la salud de tu piel también desde dentro y multiplicando sus beneficios.

También te puede interesar: ¿Conoces las propiedades de la canela?

Si te gustó este articulo no olvides compartirlo y seguirnos en las redes sociales. @modomujer.web

  • Categoría de la entrada:Bienestar
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura