¿No puedes dormir? Sigue estos prácticos consejos para evitar el insomnio

¿No puedes dormir? Sigue estos prácticos consejos para evitar el insomnio
Foto: Pexels

Te mostramos algunos consejos para evitar el insomnio e intentar combatirlo de forma totalmente natural y muy eficaz.

El insomnio es la incapacidad de una persona para conciliar el sueño, permanecer dormido o dormir las horas que necesita para descansar adecuadamente.

Actualmente, el estrés y el acelerado ritmo de vida hacen que crezca el número de personas que sufren insomnio.

La cuarentena o el aislamiento social que se está viviendo en el mundo entero para evitar la propagación de la COVID-19 está afectando nuestros hábitos y nuestro patrón del sueño.

La pandemia ha desencadenado varios fenómenos de todo tipo produciendo alteraciones como la ansiedad, la depresión y los trastornos del sueño.

Existen tres síntomas principales que nos indican que tenemos problemas de insomnio.

  • Dificultad para conciliar el sueño (la persona pasa mucho tiempo acostada o dando vueltas en la cama antes de poder dormirse).
  • Despertarse muy temprano por las mañanas sintiéndose agotado, cansado y mostrando somnolencia, irritabilidad y dificultad para concentrarse durante el día.
  • Despertarse con frecuencia durante la noche o dormir a ratos.

Algunos de los efectos que produce la falta de descanso son:

  • Agotamiento y malestar general.
  • Ansiedad, depresión e irritabilidad.
  • Cambios de humor.
  • Falta de atención.
  • Deterioro de la respuesta motora.
  • Disminución de la capacidad de toma de decisiones.
  • Problemas de memoria.
  • Ralentización de la visión y del habla.

Las consecuencias del insomnio disminuyen la calidad de vida y la salud de las personas.

¿Qué podemos hacer para intentar evitar el insomnio?

-. Establece una rutina saludable

Encuentra alguna actividad que te relaje justo antes de ir a la cama, evita ver la televisión o navegar por la red y establece unos horarios para acostarte y despertarte que sean adecuados y puedas seguir incluso los fines de semana. Antes de irte a dormir puedes disfrutar de un baño o caliente.

. Utiliza la cama solo para dormir

No mires televisión ni ningún dispositivo, no comas en ella, busca otro lugar para leer y no te lleves trabajo a la cama. Asegúrate de tanto tu cama como el colchón sean los suficientemente cómodos.

-. Evita el tabaco, el alcohol y las bebidas energizantes.

El tabaco es un excitante y los síntomas de abstinencia pueden hacer que te levantes durante la noche si no consigues dormir.  La cafeína, la teína y el alcohol también son nocivos para conciliar o mantener el sueño.

-. Práctica algún deporte o ejercicio físico.

Practicar deporte de forma regular durante el día mejora la calidad del sueño. Procura hacer ejercicio unas tres horas antes de irte a la cama, para que el cuerpo tenga tiempo de relajarse físicamente antes de irse a dormir.

-. Las siestas deben ser cortas

Para que no nos quiten el sueño por la noche, las siestas no deben durar más de 10 ó 20 minutos y procurando que sean antes de las 4pm.

-. Practica alguna técnica de relajación

Disciplinas como el yoga, la meditación, las técnicas de respiración o la relajación pueden ser muy efectivas.  Los hábitos saludables deben ser parte de nuestra rutina.

-. Cuida lo que comes. 

Evita las cenas copiosas de digestiones pesadas y toma infusiones relajantes naturales como la valeriana o la manzanilla, que ayudan a reducir la ansiedad y a conciliar mejor el sueño.  Los plátanos, los huevos o la leche son alimentos ricos en triptófano que facilitan conciliar el sueño.

 

  • Categoría de la entrada:Bienestar
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura