¿Sufres de colon irritable? Sigue estos consejos

¿Sufres de colon irritable? Sigue estos consejos
Imagen de Silviarita en Pixabay

Si sufres de colon irritable sabemos que lo pasas realmente mal, por eso queremos que no dejes de seguir estos consejos para sentirte mejor.

El colon irritable (también conocido como colitis mucosa, síndrome del intestino irritable o colon espástico), es una condición que provoca dolores abdominales y cambios en el tránsito intestinal, alternando períodos de estreñimiento con descomposición.

Es de vital importancia controlar los alimentos que consumes y poner en práctica algunos hábitos para evitar brotes, malestar y dolor, logrando así realizar las tareas diarias de una manera más cómoda.

Cada persona debe contar con la asesoría médica especializada según su caso en particular, y de esta manera seguir un tratamiento adecuado; sin embargo, existen pautas genéricas que podemos destacar.  Estas pautas te ayudarán a sobrellevar de mejor manera el proceso.

Consejos para el tratamiento del colon irritable

-Evita los alimentos ricos en grasas, las frutas cítricas y las espinacas, para neutralizar el efecto laxante producido por las sales biliares en el colon.

-Disminuye el consumo de fructosa (un tipo de azúcar simple que se encuentra sobre todo en las frutas). Elige las frutas más pobres en azúcar y más ricas en pectina como por ejemplo la manzana con piel. No es adecuado que tomes jugos de frutas ni néctares.

-Evita los alimentos que notas que desencadenan los episodios de dolor abdominal.

-Elimina totalmente el consumo de sorbitol (un edulcorante), los alimentos o especies picantes, las bebidas con gas, la cafeína y la teína.

-Evita comidas copiosas. Es preferible comidas más frecuentes y menos abundantes.

-Bebe dos litros de agua al día. Es muy importante garantizar la hidratación cuando hay descomposición o diarrea.  Un aporte suficiente de líquidos te ayudará a combatir el estreñimiento.

-Los que más pueden perjudicarle son, el alcohol, sopas de sobre, cacao, derivados lácteos, quesos, yogurt, bollería, pasteles, helados, mantequilla y bebidas gaseosas.

-Modera el consumo de fibra insoluble (procedente de alimentos integrales) para no contribuir más a los desequilibrios en el tránsito intestinal.

-Potencia el consumo de fibra soluble en la dieta. Se puede hacer con la ayuda de suplementos alimentarios con este tipo de fibras.

-Es necesario controlar el estrés. Puedes ayudarte de forma natural a combatir y controlar los niveles de estrés, tomando valeriana o alguna hierba que sirva para relajar los estados ansiosos, así como la práctica de alguna técnica de relajación como el Yoga y la meditación.

-Come despacio y procura masticar bien los alimentos.

-Procura beber leche de almendras.

-Evita los alimentos flatulentos: col, coliflor, garbanzos, lentejas, coles de Bruselas, cebollas, puerros, guisantes, frutos secos.

-Haz al menos 30 minutos diarios de ejercicio físico suave, como caminar o nadar.

-Mantén un horario fijo de comidas e intenta evacuar siempre a la misma hora y sin prisas, preferiblemente después del desayuno.

-Puede aliviar el dolor abdominal con calor local suave.

Te invitamos a leer: “Intuitive eating”, la alimentación intuitiva para adelgazar sin hacer dieta

Si te gusto este artículo compártelo y déjanos tus comentarios.

  • Categoría de la entrada:Bienestar
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura