¿Por qué las personas felices no pierden su tiempo haciendo daño?

¿Por qué las personas felices no pierden su tiempo haciendo daño?
Foto: Pexels

La felicidad es un estado mental que se presenta en cada persona de distintas maneras. Por más complicado que parezca, este estado está relacionado con la forma en que tomas decisiones y creas hábitos. El mas notorio es que las personas felices no pierden su tiempo dañando a otras, hablando mal de ellas, ni metiéndose en problemas ajenos.

Según los especialistas en psicología de la Universidad de California, el contexto socioeconómico y la genética solo determinan el 50% de la felicidad de una persona. Esto implicaría que las circunstancias de la vida tienen menor impacto en tu felicidad, no por una cuestión mágica o espiritual, sino porque hay muchas cosas que están en tu control.

Cuando eres feliz, te sientes bien con lo que tienes y lo que eres.

Valoras cada parte de ti, de tus capacidades, talentos y las bendiciones que la vida te entregó; en palabras sencillas, practican lo que en algunas religiones llaman “la gratitud”.

Según algunos expertos en el tema de la felicidad “el amor propio no es egoísta, es revolucionario” … ¡y qué cierta es esta frase! Las personas felices se centran en sí mismas, porque saben lo que quieren, lo que les hace bien y trazan el camino para alcanzarlo.

De ahí que uno de los grandes secretos de la felicidad, sea abandonar la crítica y esa necesidad tóxica de estar pendientes de la vida de los demás; dejar de creer que somos superiores y que ello nos da “autoridad” para convertirnos en jueces de otros, incluyendo a nuestros seres queridos.

 

También te puede interesar: 5 hábitos que te ayudarán a ver el lado positivo de la vida

 

Ser una persona agradecida, ayuda a aumentar tu autoestima, a sobrellevar el trauma y el estrés, disuelve las emociones negativas y te quita un enorme peso de la espalda en el momento en que te das cuenta de todo lo que has logrado en la vida y agradeces por ello, además de las personas que te han ayudado, por las enseñanzas, y hasta las que te han hecho un poco más difícil el camino pues eso te forja como persona y eleva tu nivel de autoexigencia.

Las personas felices no tienen tiempo para criticar ni hacer daño a otros porque están ocupados centrándose en lo positivo y en perseguir sus propios sueños; saben que el presente es lo más importante, por ello, no posponen su felicidad a un “seré feliz cuando tenga una casa propia” o “seré feliz cuando consiga ese ascenso”.

Eligen estar rodeados de las personas que aman y desean su bienestar; porque al final, la infelicidad se contagia, y la felicidad también.

En resumen, la mitad de lo feliz que puedes sentirte está fuera de tu control. Pero eso también significa que el otro 50 por ciento depende de ti: relaciones, salud, carrera, entre otros. Así que si siempre estás triste, todavía puedes hacer algunas cosas para ser mucho más feliz, te compartimos 7 hábitos de las personas felices, para que puedas empezar a practicarlos:

  • Haz buenos amigos.
  • Expresa tu agradecimiento.
  • Persigue tus metas.
  • Dedícate a algo en lo que seas bueno.
  • Da algo de regreso.
  • No persigas las cosas con un solo propósito.
  • Más que nada, vive la vida que quieres.

Y tú, ¿ya decidiste cambiar tus hábitos y manera de ver la vida?

También te puede interesar: Dar es un hábito maravilloso que multiplica la felicidad

  • Categoría de la entrada:Flash
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura